Girasol

Girasol

El objetivo del programa nutricional de Daymsa radica en incrementar la producción y la calidad de las semillas del girasol, a través de una nutrición ordenada del cultivo.

Antes de la siembra del girasol, la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo favorece el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes, lo que se traduce en un mejor desarrollo del cultivo. Los aminoácidos ayudan al cultivo a superar situaciones de estrés tales como heladas, sequías, fitotoxicidades, etc.

Un aporte nitrogenado vía foliar complementará la fertilización nitrogenada aplicada al suelo, promoviendo el desarrollo vegetativo del cultivo de manera continuada.

El suministro de cobalto y molibdeno mejora la fijación de nitrógeno y la transformación de éste en proteínas, estimulando el desarrollo del girasol. Una fertilización potásica en la fase de llenado del grano logra maximizar el peso de la semilla y asegura un buen rendimiento graso.

15 + 4 =

Guanabana

Guanabana

El programa nutricional de Daymsa tiene como objetivo obtener árboles equilibrados, para así conseguir incrementos en la producción y en la calidad de las guanábanas.

La actividad inicial de la guanábana o graviola comienza a partir de las reservas acumuladas durante el año anterior. El desarrollo de las raíces coincide con el crecimiento del árbol, por lo que resulta fundamental durante esta fase el aporte de bioestimulantes y mejoradores del suelo. Éstos favorecen el desarrollo radicular y la absorción de nutrientes, lo que se traduce en árboles con un vigor óptimo, capaces de soportar nuestra cosecha.

Un aporte de calcio antes de floración mejora la firmeza de los frutos. La aplicación de bioestimulantes de acción citoquinínica a partir de la floración estimula la división celular e incrementa el calibre del fruto.

Finalmente, al comenzar el llenado de los frutos, una fertilización potásica de aplicación foliar nos permite obtener frutos con un excelente calibre, firmeza y contenido en azúcares.

11 + 6 =

Grosella

Grosella

El objetivo del programa nutricional para grosella de Daymsa radica en la obtención de arbustos equilibrados, para así lograr incrementos en la producción y calidad de las grosellas.

La actividad del arbusto se inicia a partir de las reservas acumuladas durante el año anterior. La incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo estimula el desarrollo radicular y la absorción de nutrientes, y por consiguiente el crecimiento y desarrollo del grosellero.

Antes de la floración, un aporte cálcico mejora la firmeza del fruto. Durante floración, un bioestimulante específico de acción citoquinínica estimula la división celular mejorando el calibre de las grosellas. Una fertilización potásica final mejora el color, calibre y contenido en azúcares de la grosella.

6 + 11 =

Granada

Granada

El programa nutricional para granado de Daymsa tiene como objetivo aportar una nutrición equilibrada al cultivo, que se traduzca en incrementos en la producción y la calidad de las granadas.

La actividad del granado comienza a partir de las reservas acumuladas durante el año anterior. El desarrollo radicular coincide con el inicio del crecimiento, por lo que resulta fundamental durante esta fase la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo. Éstos estimulan el crecimiento de las raíces y la absorción de nutrientes, lo que redunda en la obtención de árboles mejor desarrollados, capaces de soportar nuestra cosecha.

El aporte de calcio antes de floración mejora la firmeza de las granadas. Los aminoácidos estimulan el crecimiento del árbol frente a situaciones de estrés causado por el déficit de agua, temperaturas extremas, fitotoxicidades, etc.

La incorporación de un bioestimulante de acción citoquinínica durante la floración favorece la división celular, mejorando el engorde de los frutos. Para mejorar la coloración, el calibre y el contenido en azúcares de las granadas proponemos el uso de una de nuestras especialidades nutricionales de aplicación foliar.

8 + 11 =

Guisantes

Guisantes

El objetivo del programa nutricional de Daymsa radica en la obtención de incrementos en la producción y la calidad del guisante. Esto se consigue a través de una nutrición equilibrada del cultivo.

Ya desde el inicio, la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo estimula el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes, lo que se traduce en un óptimo desarrollo de las plantas.

El aporte de boro antes de la floración favorece el cuajado, minimizando los abortos florales.

Finalmente se recomienda una fertilización potásica para asegurar altos rendimientos e incrementar la calidad del guisante.

1 + 13 =