El programa nutricional para endrino de Daymsa tiene como objetivo la obtención de arbustos bien nutridos, lo que se traduce en incrementos en la producción y calidad de las endrinas.

Ya desde el inicio, la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo estimula el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes, lo que redunda en un mejor desarrollo del arbusto.

El aporte de los microelementos adecuados evita posibles carencias nutricionales que mermen la producción. El calcio antes de floración mejora la firmeza de los frutos y evita el “cracking” o rajado de los mismos; el hierro evita la clorosis férrica, fisiopatía que se manifiesta por el amarilleamiento de las hojas, causando pérdidas en la producción.

Un aporte de bioestimulantes de acción citoquinínica estimula la división celular en los órganos de desarrollo, mejorando el engorde de los frutos. Una fertilización potásica en la fase final del ciclo mejora el tamaño, la coloración y la calidad de las endrinas.

8 + 5 =

¿Te gustaría buscar de nuevo?


Buscar por producto
Buscar por cultivo