El objetivo del programa nutricional de Daymsa consiste en obtener incrementos en la producción y en la calidad de las nueces. Esto se consigue a través de una nutrición equilibrada del cultivo.

El nogal inicia su actividad a partir de las reservas acumuladas durante el año anterior. El desarrollo del sistema radicular coincide con la fase de crecimiento, por lo que resulta fundamental en este periodo la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo. Éstos reducen el estrés del trasplante, y favorecen el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes.

El aporte de calcio antes de floración mejora la firmeza de las nueces. Durante la floración, resulta imprescindible la aplicación de un inductor de fitoalexinas de efecto sistémico, con el fin de activar las defensas naturales de los árboles. El suministro de un bioestimulante de acción citoquinínica estimula la división celular, mejorando el calibre de los frutos.

Finalmente, una fertilización potásica asegura elevados rendimientos y una alta calidad de las nueces.

10 + 13 =

¿Te gustaría buscar de nuevo?


Buscar por producto
Buscar por cultivo