Chufa

Chufa

El programa nutricional para chufa de Daymsa tiene como objetivo la obtención de un crecimiento ordenado de las plantas, lo que se traduce en incrementos productivos y cualitativos.

La incorporación inicial de bioestimulantes y mejoradores del suelo estimula el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes. Los aminoácidos estimulan el crecimiento de las plantas frente a situaciones de estrés: hídrico, provocado por heladas, fitotoxicidades, etc.

Finalmente, recomendamos el uso de un bioestimulante de acción citoquinínica que estimule la división celular. Así mejoramos el peso y el tamaño de los tubérculos de la chufa.

4 + 10 =

Caña de azúcar

Caña de azúcar

El programa nutricional de Daymsa tiene como objetivo conseguir una nutrición equilibrada de la caña de azúcar, lo que redunda en incrementos en la producción y calidad de la misma.

Antes de la siembra debe incorporarse al suelo materia orgánica y bioestimulantes, para favorecer el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes, y por consiguiente el desarrollo de la planta. También debe aportarse tras los cortes de la caña para facilitar el rebrote de la misma.

El aporte de aminoácidos activa el desarrollo de la caña frente a situaciones de estrés (hídrico, temperaturas extremas, fitopatologías, etc.). La aplicación de madurantes ricos en potasio incrementarán el contenido en azúcar.

13 + 8 =

Chalota

Chalota

El programa nutricional de Daymsa tiene como objetivo la obtención de plantas equilibradas, lo que redunda en incrementos en la producción y calidad de las chalotas.

Ya desde el inicio, la incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo induce una germinación más uniforme, así como una mejora en el crecimiento radicular y en la absorción de nutrientes. Los aminoácidos estimulan el crecimiento y la formación del bulbo frente a situaciones de estrés (hídrico, temperaturas extremas, fitopatologías, etc.).

Finalmente, una fertilización potásica de aplicación foliar mejora el tamaño y la calidad del bulbo. Para que las aplicaciones foliares resulten más efectivas deben aplicarse junto a un retentor-fijador.

10 + 7 =

Centeno

Centeno

El programa nutricional para centeno de Daymsa tiene como objetivo obtener un crecimiento ordenado del cultivo, lo que repercute en incrementos en la producción y en la calidad del centeno.

Ya desde el inicio, una incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo estimula el desarrollo de las raíces y la absorción de nutrientes. Ante situaciones de estrés (hídrico, heladas, fitotoxicidades…) un aporte de aminoácidos estimulará al cultivo activando su desarrollo.

El centeno es un cultivo sensible a la carencia de zinc, debiéndose corregir mediante su aplicación foliar. Su déficit se manifiesta por la aparición de una mancha blanca entre el nervio central y el borde de la hoja, y produce una disminución del rendimiento y por tanto del beneficio económico.

Un aporte nitrogenado vía foliar complementa la fertilización nitrogenada aplicada al suelo, promoviendo el desarrollo vegetativo del cultivo de manera continuada. Finalmente, una fertilización potásica antes de la formación del grano mejora el llenado del mismo.

11 + 8 =

Caucho

Caucho

El programa nutricional para caucho de Daymsa tiene como objetivo la obtención de árboles bien nutridos, equilibrados, para así lograr incrementos en la producción y la calidad del caucho.

El caucho inicia su actividad a partir de las reservas acumuladas durante el año anterior. La incorporación de bioestimulantes y mejoradores del suelo al inicio del cultivo mejora la capacidad enraizante del árbol, favoreciendo la absorción de nutrientes y, por tanto, el crecimiento del árbol. Aportes de materia orgánica al suelo durante todo el ciclo mejora la eficacia de los fertilizantes minerales, mejorando la producción.

Una vez comience la extracción del látex debe aplicarse un inductor de fitoalexinas de efecto sistémico. Éstas estimulan el desarrollo de los sistemas naturales de defensa de los árboles de caucho.

1 + 14 =